Saltar al contenido

Aspiradoras – 120 años de historia y de innovación continua

historia de las aspiradoras

Los aspiradores son los aparatos de limpieza por excelencia y están presentes en la mayoría de hogares españoles. Actualmente, existen diversas variantes, desde los clásicos aspiradores de trineo (con o sin bolsa) hasta los aspiradores verticales o tipo escoba, que son inalámbricos.

Sin embargo, la última novedad en materia de aspiración son los robots aspiradores, que consiguen absorber el polvo de forma totalmente autónoma.

Aunque probablemente tengas un aspirador en casa, ¿Sabes de dónde proviene? En este artículo vamos a volver a los orígenes repasando los momentos clave en la historia y evolución de este famoso electrodoméstico.

¡No te lo pierdas!

Primeros pasos de Hubert Cecil Booth (1901)

El nacimiento de la aspiradora se remonta al año 1901, cuando el ingeniero británico Hubert Cecil Booth creó la primera máquina de limpieza por succión. Sin embargo, esta máquina no era apta para el uso doméstico, ya que tenía un peso de 150 kilos y solo podía arrastrarse con caballos. Aun así, este hito inspiró a otros inventores como Corinne Duford o David Kenney, que produjeron versiones similares con algunas variaciones.

James Spangler: el padre de la aspiradora portátil (1907)

A partir de 1907, se dejaron atrás estas máquinas voluminosas para dar lugar al primer aspirador portátil. El creador fue James Spangler, un conserje de una tienda de Ohio que decidió combinar un motor, una funda de almohada (que realizaba la función de recolector de polvo) y una caja de jabón grapada al mango de una escoba. Más adelante, Spangler ideó un modelo mejorado usando una bolsa de tela y accesorios, con lo que recibió una patente en 1908.

primera aspiradora de la historia

Fundación «The Hoover Company» (1908)

Poco después, James Spangler decidió vender la patente a un familiar próximo, William Hoover, que fundaría la sociedad The Hoover Company en 1908. Con ello, empezó la producción y comercialización de aspiradores por todo Estados Unidos, que más adelante se extendería al resto del mundo.

La marca Hoover ha protagonizado algunos de los momentos clave en la historia de los aspiradores. Por ejemplo, fue la primera compañía en fabricar una aspiradora para alfombras eléctrica (1926) y en patentar el tubo extraíble (1936). Hoy en día, sigue siendo uno de principales referentes en el sector.

La introducción de las bolsas de filtro (1920)

Los avances introducidos por la empresa Air-Way Sanitizor Company, fundada en Ohio en 1920, supusieron un antes y un después en la higiene del hogar. Por primera vez, se utilizó una bolsa desechable de fibra de filtro que podía retener eficazmente las partículas para evitar que volvieran al exterior. Años después, Air-Way sería la primera en usar un filtro HEPA (High Efficiency Particle Arresting o recogedor de partículas de alta eficiencia) en una aspiradora.

La revolución de las aspiradoras Dyson (1993)

La mejora definitiva llegó a finales del siglo XX, cuando James Dyson quiso fabricar un aspirador que resolviera los defectos de sus competidores. Concretamente, el empresario británico buscaba un aparato que no se bloqueara ni perdiera capacidad de succión con el uso.

Después de cinco años de trabajo y 5.127 prototipos distintos, James Dyson lanzó al mercado la primera aspiradora ciclónica y sin bolsa del mundo: la Dyson Dual Cyclone o DC01. Como novedad, este aparato incorporaba un ciclón capaz de generar fuerzas centrífugas que removían las partículas de polvo, consiguiendo así el máximo rendimiento.

La Dyson Dual Cyclone se convirtió en la aspiradora más vendida en el Reino Unido. Hoy en día, Dyson es un claro ejemplo de vanguardia y continúa liderando el sector de los aspiradores a nivel mundial.

historia de los aspiradores

Primeras aspiradoras sin cable (2002)

Con la entrada del nuevo siglo, el universo de las aspiradoras experimentó un increíble desarrollo. En el año 2002, los principales fabricantes empezaron a comercializar los llamados aspiradores escoba o verticales, que por primera vez funcionaban con batería.

Estos aparatos tuvieron una gran acogida por parte del público, ya que presentaban importantes ventajas en relación a los tradicionales aspiradores de trineo: eran más ligeros, ocupaban menos espacio, no tenían cables, etc. Sin embargo, su capacidad de succión era bastante inferior.

Con el paso del tiempo, los aspiradores sin cable han ido evolucionando hasta convertirse en aparatos potentes y altamente eficientes. Actualmente, es posible encontrar modelos con función de fregado y prestaciones tecnológicas como la pantalla o las luces LED.

Además de ser cómodos y manejables, los aspiradores escoba tienen como ventaja la versatilidad. La razón es que incorporan diversos accesorios para obtener una limpieza integral de la vivienda, así como un aspirador de mano para eliminar la suciedad de zonas más localizadas.

Roomba y los robots aspiradores (2002)

El año 2002 también supuso la llegada de los robots aspiradores, que actualmente son los aparatos más modernos dentro del sector de la aspiración. El pionero fue iRobot con el lanzamiento de su primer Roomba: un aparato capaz de limpiar los suelos de forma automática.

Los Roomba actuales nada tienen que ver con los primeros prototipos, que contaban con un funcionamiento eminentemente básico. Fue a partir del 2010 cuando la marca americana introdujo importantes mejoras en potencia, autonomía y, sobre todo, en inteligencia.

Hoy en día, los robots de limpieza de alta gama cuentan con avanzados sistemas de navegación que les permiten adaptarse perfectamente al entorno. Además, ofrecen al usuario la posibilidad de personalizar las sesiones de limpieza a través de su Smartphone.

primer robot aspirador

¿Cuál es la situación actual? (2022)

En la actualidad coexisten distintos tipos de aspiradores, destacando especialmente los siguientes: aspiradores de trineo (con bolsa y sin bolsa), aspiradores escoba (también llamados sin cable o verticales) y robots aspiradores.

Estos aspiradores tienen una serie de características propias que pueden responder más o menos a tus necesidades. Para ayudarte a escoger la mejor opción, vamos a mostrarte las principales ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Aspiradores de trineo (con bolsa y sin bolsa)

Los aspiradores de trineo son los aparatos de limpieza más antiguos y destacan por su gran potencia de succión. Sin embargo, son bastante voluminosos y siempre deben estar conectados a la corriente eléctrica, por lo que son menos manejables que los verticales.

Este tipo de aspiradores son recomendables para viviendas amplias que tengan alfombras o moquetas, ya que consiguen resultados de limpieza profundos. Asimismo, están equipados con múltiples accesorios (como las boquillas para parqué, pelo animal, rincones, etc.) que se adaptan perfectamente a cualquier situación.

Dentro de esta categoría encontramos dos clases de ejemplares: con bolsa y sin bolsa.

Por un lado, los aspiradores de trineo con bolsa tienen la ventaja de que son más higiénicos, ya que impiden que el usuario entre en contacto con el polvo. Sin embargo, son más pesados y requieren un gasto extra en la compra de los recambios.

Por otro lado, los aspiradores de trineo sin bolsa no requieren recambios, por lo que son más económicos y ligeros. No obstante, requieren un mayor mantenimiento de los filtros y no evitan el contacto con la suciedad.

aspiradoras historia

Aspiradores escoba

Las aspiradoras escoba, verticales o sin cable son las más parecidas a las escobas tradicionales, ya que cuentan con un formato tipo palo. De este modo, están diseñadas para eliminar la suciedad de forma cómoda, rápida y sin ocupar demasiado espacio, por lo que son ideales para casas más pequeñas.

Algunos modelos avanzados presentan grandes novedades respecto de los aspiradores de trineo, como son la inclusión de la función de fregado, la iluminación LED o la pantalla digital. Como inconveniente, cabe destacar que contiene un depósito más pequeño y su poder de succión suele ser inferior.

Robots aspiradores

Finalmente, los robots aspiradores se diferencian de los anteriores porque limpian los suelos de forma totalmente autónoma. Así pues, se trata de un electrodoméstico de última generación que sustituye al humano en las tareas domésticas, lo que sin duda tiene un carácter revolucionario.

Con el paso de los años, estos aparatos han ido evolucionando para ofrecer al usuario una experiencia de uso más inteligente. Por ello, los modelos actuales incorporan prestaciones tan innovadoras como la función de fregado, el mapeo interactivo o la gestión de habitaciones, así como un sistema de navegación eficiente que previene los choques y caídas.

Esta opción es ideal para todas aquellas familias que quieran mantener su casa limpia pero no dispongan de demasiado tiempo. Aunque Roomba es el líder en esta categoría, hoy en día existen infinidad de marcas que compiten con él (como Conga, Xiaomi, Rowenta, Ecovacs, Neato, Ikohs, etc.).

robots aspiradores historia

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 1 Promedio: 5)